By
Anna Alfaro

Para comer bien no hacen falta grandes complicaciones y para servir un buen plato tampoco hacen falta elaboraciones culinarias imposibles. En la sencillez está el gusto. De hecho, las combinaciones más básicas son a veces las grandes victoriosas. Platos con nombres abstractos, complicados, mezclando ingredientes imposibles… “A mí me lo da más sencillo, por favor”. Y con simple no nos referimos a soso, aburrido o banal, y un buen ejemplo de ello es El Zorrito. Allí se come bien, mezclando artes culinarias de aquí y de allá, y prima la sencillez.

En El Zorrito encontrarás platos que combinan el arte andaluz con la tradición catalana

Con chef sevillano al mando, la cocina de El Zorrito ofrece platos que combinan el arte culinario andaluz con la tradición catalana, consiguiendo crear platos que son clásico-modernos con productos de la tierra y del mar, priorizando, ante todo, la calidad.

Una propuesta de tapas clásicas como las croquetas caseras de ibérico de bellota, los huevos ecológicos estrellados con jamón o las bravas. Así como una selección de tapas de autor como el tartar de salmón marinado con guacamole, el pulpo a la parrilla con pimentón de la Vera, el bikini trufado de lacón ibérico con queso, la brocheta de entrecot de ternera ecológica; platillos y tablas de ibéricos de bellota, embutidos ecológicos y postres elaborados con productos eco. Una carta no demasiado extensa pero con opciones de carne, pescado y verduras, todo siempre fresco y de primera calidad. Si eres más de menú, entre semana tienes el de mediodía por 12€.

Además de la comida, El Zorrito se presenta informal en lo que a decoración se refiere, cuidando los detalles y resaltando sus grandes virtudes como esos imponentes ventanales – escaparate de lo que sucede en el interior- o la barra moderna vista. En conjunto, un espacio de look neoyorquino, estética lograda por la interiorista Georgina Pericot que ha sabido jugar bien las cartas para convertir el bar en un espacio muy agradable. En la planta inferior, un gran espacio para grupos de hasta 14 personas sigue la misma estética de la planta principal, con techos altos, pared de obra vista, mesas de madera maciza cálidas y tintes de color que añaden las sillas.

Este es El Zorrito, ubicado en un enclave algo paradójico, de estética poco habitual para la zona, pero que con ello, pretende también educar a los vecinos y habituales. Color, luz y mucho sabor, la receta perfecta del lugar.

Detalles

  • Dirección: Av. Tarradelles, 133.
  • Horario: L 13:00-16:00h M-S 13:00-1:00.
  • Teléfono: (+34) 93 624 23 24
  • Tipo: Restaurante
  • Web: http://www.barelzorrito.com/