By
Cecilia Díaz Betz

¿Qué sucede cuando tienes dos grandes pasiones en la vida por encima de cualquier otra cosa? Pues seguramente, acabarás por encontrar el modo de aunarlas, conectarlas, unirlas, tal y como le ha pasado a Yukiko Morita.

Ahora uno puede iluminar su casa con una baggette o un croisant

El debate pasional interno de esta diseñadora japonesa, siempre ha versado entre el diseño industrial y la gastronomía, o mejor dicho, entre la iluminación y el pan. Así que, ni corta, ni perezosa, después de estrujarse el cerebro durante un tiempo, decidió -y consiguió- crear lámparas a partir de diferentes tipos de pan bajo el nombre de Pampshade. De tal modo, que ahora uno puede iluminar su casa con una baggette o un croisant, por ejemplo, y dejar a todo el mundo del revés. Porque sobre todo, el efecto sorpresa es fundamental.

La serie de lámparas fue presentadas en la prestigiosa feria Maison & Objecte 2017. Allí Yukiko Morita -anteriormente panadera- explicó su amor literal por la belleza estética del pan, y su modus operandi para construir las lámparas: los panes, una vez debidamente vaciados de la miga, se barnizan con una resina especial que los convierte en imperecederos. La verdad, es que hemos de reconocer que el efecto traslúcido de los panes, tiene su punto y nos encaja bastante para crear una bonita luz de ambiente en una cena de decoración rústica.

Más info haciendo click aquí.