By
Carlos Martín-Peñasco

La historia detrás del Yankenpon Washoku del mercado de San Fernando empieza como un chiste de la tele o, al menos, eso parece cuando Gustavo ayuda a Osamu a explicármelo. “Somos un japonés, que es Osamu, como Osama pero con ‘u’, otro japonés, bueno, japonés-argentino, porque nació en Japón y vivió 30 años en Buenos Aires, un argentino, que soy yo, y una española-japonesa”. Afortunadamente para todos, su negocio no tiene nada de broma y es una seria oportunidad para experimentar un almuerzo en un puesto callejero de, pongamos, Okinawa, pero sin salir de Lavapiés.

Osamu, obviamente japonés, y Gustavo, indudablemente argentino, están al cargo del Yankenpon Washoku, que tiene un hermano mayor en el mercado de Vallehermoso de Chamberí donde se puede encontrar a los otros dos socios: Twiggy, la española-japonesa, y Akihiro, el japonés-argentino. “¿Por qué este empeño en los mercados?”, les pregunto una vez solventamos el lío de procedencias. “En Japón, los puestos callejeros de comida tienen una gran tradición, los mercados allí tienen otra vida y queríamos emularlo”, responde Gustavo, haciendo bolas de arroz con un pañuelo verde atado en la cabeza al más puro estilo nipón. “El sushi ya se conoce aquí, pero nosotros además queremos introducir la cultura japonesa en España”, añade el sonriente Osamu, en un castellano casi perfecto. “Eso, y que los locales de los mercados son más económicos, claro”, aclara el argentino colocando la pieza de salmón sobre el arroz. A medida que Osamu y Gustavo se van complementando las respuestas sin dejar de trabajar en la cocina, no puedo evitar querer saber todos los detalles sobre esta pandilla planetaria.

Siguiendo la tradición de los puestos callejeros de comida japonesa, Yankenpon Washoku es, además de un restaurante, un espacio que nos anima a conocer de cerca la cultura nipona

Además de un restaurante-puesto callejero que reúne las recetas tradicionales japonesas y la fusión nikkei, el Yankenpon (nombre que hace referencia al juego de Piedra-Papel-Tijera) es un centro cultural donde se puede adquirir literatura nipona, se imparten talleres de cocina –con varios niveles de experiencia-, se hacen exposiciones de artistas emergentes y se venden artículos autóctonos (desde soja a sake, de papel japonés a cerveza Sapporo). Las paredes están forradas de periódicos nacionales y su tarima principal alberga dos mesas para cuatro comensales cada una. Cierra el espacio una larga barra para comer que recuerda a los izakaya japoneses.

Elegí un menú del día (de martes a jueves, 10.5 euros) compuesto de ensalada de algas, unos suculentos tallarines udon en caldo, seis piezas de sushi y un té frío de trigo. Además de las opciones del menú (sopa miso, gyoza, edamame, yakitori, karaage, goma wakame o postres como mochis o trufas de té verde), hacia el fin de semana tienen platos fuera de carta y pescados de temporada -por ejemplo, estos días es fácil encontrar erizo entre sus especiales-.

Lejos de la prudente distancia que guardan los trabajadores de otros restaurantes japoneses con sus clientes, en Yankenpon Washoku lo mismo te encuentras a un matrimonio del barrio charlando con Osamu de sus nietos, que a un francés que es cliente habitual preguntando a Gustavo “¿qué tenemos hoy, hay algún pescado raro?”. El restaurante se encuentra entre una tienda de repostería de toda la vida y un puesto de comida casera y contrasta positivamente con la algarabía castiza del mercado de San Fernando, que se consolida como el homólogo madrileño al londinense Village de Brixton, pero con vermú. Con el cuaderno lleno de nombres, nacionalidades y flechas, les pido una explicación cronológica sobre cómo se formó este cuarteto. «Venimos todos de muchos años en la hostelería», contesta Gustavo mientras finiquita una comanda. Osamu, secando un plato y atento a rematar la respuesta, zanja el asunto: “¡Somos internacionales, como Lavapiés!”.

Detalles




  • Dirección: C/ Embajadores, 41
  • Horario: M-V 10:00-21:00 S - D 10:00-17:00
  • Teléfono: 672 88 31 39
  • Tipo: Espacio multidisciplinar
  • Web: http://www.washoku.es/