By
Cecilia Díaz Betz

El año pasado tuvimos el inmenso placer de enseñaros el Hotel Villa Retiro y las delicias de su restaurante gastronómico, obra del jovencísimo e hiperactivo chef con Estrella Michelin Fran López. Situado en Xerta, un pequeño pueblo de la provincia de Tarragona, lleva tiempo consiguiendo que la maravillosa comarca de las Terres de l’Ebre se haya convertido en una parada imprescindible para amantes de la buena gastronomía, los paisajes naturales, la tranquilidad y los detalles.

Fran López traslada la magia gastronómica del Villa Retiro al corazón del Eixample barcelonés

Continuando con esta labor de exaltación, recuperación y divulgación de los productos, sabores y buen hacer gastronómico de su tierra, Fran López lidera ahora, junto a su hermano Joaquim, la oferta gastronómica del casi recién inaugurado hotel de cinco estrellas Ohla Eixample, a través del Xerta Restaurant. Un nombre tributo que nos hace de antesala del tipo de propuesta gastronómica, ideada para conseguir trasladar toda la magia de Villa Retiro al corazón de la Ciudad Condal, y dar a conocer los secretos de alta cocina inspirada en las Terres de l’Ebre. Fran López nos lleva de viaje sensorial por su comarca a través de arroces, ostras del Delta del Ebro, mejillones, angulas, siempre haciendo gala de su maestría innovadora y vanguardista en los fogones. xerta restaurant 011

«Comer está permitido, disfrutar es obligatorio»

Bajo la consigna de «Comer está permitido, disfrutar es obligatorio» el Xerta Restaurant es un homenaje para todos los sentidos de principio a fin. Arrancamos con los aperitivos. El aparentemente humilde Tomates (una variedad de tomates ecológicos con helado de albahaca, su aceite y cosas de queso) con el que da comienzo al festín, resulta toda una explosión de sabor y una declaración de intenciones que pone de manifiesto algo que nos iremos encontrando a lo largo de esta travesía culinaria: producto autóctonos de extrema calidad. Si se combina con un clásico tarraconense como es el atún rojo de L’Ametlla de Mar, en su versión tartar con soja, sésamo y mahonesa de cítricos, el pistoletazo de salida es bastante épico. Un momento muy seductor y bastante clave es el protagonizado por el Arroz cremoso del Delta con ortigas, espardenyes, mahonesa de algas y salicornea, donde el sabor a mar se apodera del paladar y uno se teletrasporta al Delte de l’Ebre ipso facto.

La contundencia en Xerta Restaurant puede llegar en su versión mar con la Anguila del Delta (A baja temperatura pero crujiente, con berenjena, miso y ajo negro); y en su versión tierra con el Ris de Veau (Mollejas de ternera con verduritas de temporada texturizadas). La rendición final a las buenas artes de Fran López llega con los postres, y en concreto con Queda el Chocolate, una selección de cacaos en diversas texturas de chocolate.

Cabe resaltar además, que esta personal propuesta de alta gastronomía tarraconense, única en Barcelona, casa a la perfección con el hotel que la acoge. Tanto el restaurante como el hotel, combinan «diseño vanguardista, máxima funcionalidad, nuevas tecnologías y un concepto creativo basado en la cerámica artística y la música clásica». Destaca también el cuidado interiorismo y se agradece sobremanera la luz natural que entra a través de un gran ventanal que preside el espacio del restaurante.

No dudéis en entrar en su web aquí para obtener información sobre los diferentes tipos de menús que ofrecen; o para hacer reservas.

Detalles




  • Dirección: Còrsega, 289, Barcelona (Entrada por el lobby del hotel)
  • Horario: M-S 13:00 a 16:00 h - 20:00 a 23:00 h | Domingos y lunes cerrado.
  • Teléfono: (+34) 937 37 90 80
  • Tipo: Restaurante
  • Web: http://xertarestaurant.com/