By
Olivia García-Patto

Desde Valencia, el pequeño estudio creativo de diseño gráfico y de producto smallgran nos presenta Xanxan, una innovación en mobiliario de esas que son tan prácticas y obvias que enamoran y sorprenden por su sencillez.

El ingenio está en reducir la clásica tabla de madera a dos postes para los extremos unidos por una cuerda

Se trata de una estantería muy práctica en varios sentidos; primero, reduce al mínimo el coste del material para ofrecer el mejor precio mientras se minimiza también el impacto ambiental y ecológico; segundo, como muchos de sus diseños, es modulable y fácil de montar, almacenar y transportar. Por lo tanto, es un producto que no caduca y puede ser útil toda la vida, ya que se puede adaptar a nuevos espacios.

El ingenio está en reducir la clásica tabla de madera a dos postes para los extremos unidos por una cuerda como si de un tendedero se tratara. De esta manera, XanXan usa siete veces menos madera que la estantería tradicional y soporta hasta 20kg de peso. Con este diseño, se consigue un producto más fácil para montar que los de la aclamada IKEA y con una vida de uso mucho más larga.

XanXan es un buen ejemplo de los valores que fundamentan al estudio smallgran, ya que condensa funcionalidad, idealismo y democratización del diseño. En smallgran forma y utilidad no van por separado ni se conducen en función de la estética, sino que la una determina a la otra, se trata de conceptos indelebles.