By
Quim Coll

El cineasta Lan Bo nos ofrece una mirada exclusiva a la ciudad de Wuhan, la primera afectada por el coronavirus, tras el cierre efectivo de todas sus salidas con el corto Wuhan: The Long Night. El paisaje es desolador, y tras la llegada del fatídico virus a Europa, quizás un vistazo al futuro de ciudades como Milán, Venecia o Barcelona. F: Cortesía de Lan Bo

El corto Wuhan: The Long Night nos ofrece una mirada exclusiva a la ciudad china tras el cierre de sus salidas por el brote de coronavirus

El cierre de Wuhan se llevó a cabo el pasado 23 de enero, un mes después de que las autoridades chinas advirtiesen a la OMS de la epidemia del coronavirus. Ahora, las calles por las que normalmente pasean sus 11 millones de habitantes están vacías, abandonadas, con todas sus tiendas cerradas y sus habitantes recluidos en sus casas. Y es que desde que surgiese el brote de coronavirus ha habido varias ciudades que han declarado el cierre de sus puertas, además de eventos cancelados como el Mobile World Congress de Barcelona and so on.

Wuhan: The Long Night es un corto del director asiático Lan Bo que se hizo viral en la plataforma de video china Weibo. Lan y su equipo fueron a Wuhan para grabar un largometraje, pero se quedaron encerrados en la ciudad tras el cierre de sus salidas. Su objetivo es mostrar la ciudad de Wuhan desde dentro, ya que desde el cierre no ha habido imágenes presentando una vista panorámica de la vida en la ciudad, y aportar así imágenes documentales reales de la situación de una de las ciudades más grandes de China.

El corto nos muestra una serie de localizaciones de Wuhan en la primera semana del cierre: puentes vacíos, tiendas con la persiana bajada, calles desiertas… También nos descubre a algunos atrevidos que pasean solos por la ciudad, incluyendo a un hombre apoyado en su ventana cantando la canción china My Motherland and Me. El director ya ha admitido que tras el éxito del corto está trabajando en un largometraje documental sobre la situación de Wuhan, centrándose en las personas que aún habitan la ciudad.

Cortesía de Youtube/Máy Ảnh Xưa Teaphoto