By
Sandra Navarro Bejerano

El Word Press Photo Contest es un concurso que lleva 61 años consecutivos recolectando y premiando las mejores fotografías del periodismo internacional. El impacto de las imágenes sobre guerras, catástrofes, cotidianidades ajenas y panoramas exóticos llenan las galerías de un concurso donde la fascinación estética y el rigor informativo son valores que van a la par.

El tema candente de este año, con recurrencia fotografiado, vira en torno al fenómeno de los refugiados

El concurso se divide en varias categorías que cuentan con un jurado de fotoperiodistas de prestigio, cuyo ojo crítico evalúa la precisión técnica y la calidad informativa de las imágenes concursantes. Como novedad de la edición de 2018, además de desvelarse los nominados a cada categoría, se han hecho públicos los seis posibles aspirantes a  premio principal. ¡La cosa está reñida!

El tema candente de este año, con recurrencia fotografiado, vira en torno al fenómeno de los refugiados. En un total de 73 mil imágenes recopiladas vemos reflejada una durísima y cruenta realidad que resuena a nivel mundial. De esta cantidad ingesta de imágenes, solo 300 han sido nominadas para el concurso, que por otra parte no está falto de temas de denuncia social. El sobrecogimiento, el horror y la empatía; en definitiva, la esencia del ser humano, se ve reflejada en esta masiva recopilación de sucesos mundiales.

Los esperados premios se repartirán en Ámsterdam el próximo 12 de abril y, desde luego, los requisitos para que una foto sea ganadora irán más allá del puro mérito estético. Es indispensable que la imagen sea una ventana abierta al mundo que nos rodea. Cada foto es una pequeña cápsula de realidad que transmite nuestro hoy con la fuerza del impacto visual. La fotografía tiene poder: asómate a nuestro mundo.

Para más imágenes que dejan la piel de gallina, échale un ojo al proyecto de André Joseelin.