By
Daniel Olea

Inspirados por la pasión, la visión y los zumos de naranja, WIT es una estudio construido sobre los cimientos del ingenio.

El sello de WIT trasciende a las estructuras y se refleja en su forma de crear atmósferas

Sus fundadores, Carla Navas y Victor Molina, se conocieron siendo colaboradores de GCA Architects, y tras las típicas sesiones de reflexión e impulso, se aventuraron a emprender su propio camino en dirección a la arquitectura e interiorismo de vanguardia. El resultado fue resumido en tres palabras: We Innovate Together.

Aunque sus proyectos se diversifican entre la hotelería y la arquitectura residencial, el sello de WIT trasciende a las estructuras y se refleja en su forma de crear atmósferas.

Su filosofía contempla la construcción de espacios no sólo para ser habitados, sino para ser disfrutados. Esta ideología se aprecia en un estilo que equilibra la modernidad con el corte clásico, el respeto por los elementos naturales y la utilización de materiales innovadores, conservando un toque funcional y con buen gusto. Una muestra de esas incontenibles ganas por crear armonía en los espacios, es que WIT haya propuesto incluso elementos complementarios de decoración como la Mesa auxliar Stand by Me o la Lámpara Blanace, lo que los transforma en más que un estudio de arquitectura.

 

 

WIT no solamente destaca por mantenerse al margen de la tendencia actual en sus diseños, también en su estructura. Su constante colaboración con fotógrafos, artistas y diseñadores de moda, los lleva a imprimir una visión más fresca y completa dentro de un panorama creativo cada vez más volátil.

Su constante colaboración con fotógrafos, artistas y diseñadores de moda, los lleva a imprimir una visión más fresca y completa

Actualmente, WIT es integrado por 6 talentos de la arquitectura y el diseño en busca de soluciones alternativas para clientes distribuidos en Málaga, Madrid, Valencia y toda Barcelona. Así que sólo es cuestión de tiempo para que su edificación se vuelva cada vez más sólida, conservando la flexibilidad necesaria para siempre adaptarse a las nuevas tendencias.