By
Cecilia Díaz Betz
Hoy toca adentrase en el apasionante mundo del vino a través de una nueva marca que ha decidido rescatar del olvido algunos grandes caldos y ayudar a todas esas pequeñas grandes bodegas. Una aventura vinícola bautizada como Viajes de un Catador, que nos ha embriagado con su propuesta desde el minuto cero.
Han decidido rescatar del olvido algunos grandes caldos y ayudar a todas esa pequeñas grandes bodegas
Se presenta en sociedad en formato club privado de venta directa, sin más intermediarios, a través del cual uno puede conseguir vinos de gran calidad, pero que no llegan a las tiendas. Es decir, Viajes de un Catador ofrece la oportunidad de venta y comunicación a vinos estupendos de medianas y pequeñas bodegas, que no tienen las facultades para encontrar un distribuidor, o los cauces de venta adecuados, o probablemente una etiqueta que les permita dar a conocer mejor sus valores. Por si fuera poca la buena noticia, además, a un muy buen precio. El olfato implacable que lidera esta iniciativa es el de Maite Corsín. Esta catadora, periodista y asesora de marketing para bodegas, llevaba tiempo planteándose cómo poner a disposición del comprador final los vinos de uvas locales, y poder hacerlo a buen precio (máximo de 12€) y convertir la compra de vinos en una experiencia fácil para revelar las virtudes del vino por dentro y por fuera de cada botella sin tecnicismos.Gama Viajes de un Catador OK copia

Viajes del Catador actuará como una marca común para todos los vinos que entren en su selección

De esta manera, Viajes del Catador actuará como una marca común para todos los vinos que entren en su selección -diversa pero en lotes limitados (una vez se acaben, no volverán a repetirse)-. De momento ocho son los elegidos por su gran calidad, original historia y calidez humana detrás de ellos. Una selección que por tanto, irá mudando de área geográfica o de uvas ibéricas, con la idea de ofrecer un amplio abanico de estilos y sabores poco conocidos por el gran consumidor. Asimismo, en la selección de los vinos se ha dado prioridad a aquellos que son especialmente expresivos, frescos, de trago fácil y combinables con todo tipo de platos, que son más apropiados para acompañar nuestros momentos diarios, regalos temáticos y cenas exprés. Y todo presentado a través de una imagen y packaging de lo más original, que rompe en cierto modo con la seriedad habituales del mundo vinícola.

La venta de los vinos se realiza de forma directa o bien a través de su ecommerce www.viajesdeuncatador.com.