By
Alejandra Chacón de Azúa
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-08
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-04
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-02
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-06
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-05
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-10
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-01
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-14
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-15
vetememes-x-boolenciaga-lookbook-22
portada

Ya a principios de mayo os hablábamos de la revuelta que se creó en las redes sociales con la nueva bolsa de diseño de Balenciaga. Y si no lo recordáis, no os preocupéis, nosotros os lo recordamos. La firma de moda había sacado una colección con una bolsa que era de lo más parecida a la bolsa de Ikea frakta, y la vendía al módico precio de 1.365 libras. Eso generó un gran movimiento en las redes sociales, y a modo de burla o parodia, mucha gente empezó a colgar en Instagram los diseños que habían realizado con su bolsa reciclada de Ikea. Ahora, y unos meses más tarde, Vetememes crea Boolenciaga y presenta su nuevo lookbook a modo de “meme”.

Vetememes crea Boolenciaga y presenta su nuevo lookbook a modo de “meme”

El joven graduado en arquitectura y planificación, Davil Tran, empezó creando Vetememes para jugar con la marca de alta costura Vetements, del diseñador Demna Gvasalia –quién también trabaja para la marca Balenciaga-. Su idea consistía en reproducir a forma de parodia un chubasquero vendido por Vetements pero a un precio mucho más reducido. En su momento Gvasalia se lo tomó a modo de broma, y dijo al The New York Times que su empresa no iba a interponer ningún tipo de denuncia, y aseguraba: “espero que él haya disfrutado haciendo su proyecto igual que nosotros lo hacemos al diseñar nuestra ropa”.

Ahora Tran ha querido presentar su nueva colección, y ha preparado un lookbook de lo más punk, de su nueva marca Boolenciaga, con la que presenta sus piezas de ropa y accesorios en una sesión de fotos en el medio de Ikea. El elemento estrella de esta cole es la gorra Boolenciaga, parodiando la que sacó la marca recientemente y que vende por un precio de 250€. No obstante, Tran sabe que Balenciaga es una firme defensora de su marca y propiedad intelectual, por lo que tiene “un poco de miedo”, como afirma en la revista Dazed, a las consecuencias que se puedan derivar. Sin embargo, espera que entiendan su pequeño proyecto, y se lo tomen a modo de risa igual que hizo Vetements. Ante todo, él siempre ha aclarado que es un fan incondicional de Demna Gvasalia, y que le encanta su trabajo.

Si lo que has visto te interesa, ¡no tardes ni un segundo en visitar su página web!