By
Cecilia Díaz Betz

¿Quién dijo que estudiar idiomas tenía que ser algo aburrido y en un entorno, confesémoslo, hostil? Esos tiempos de verde escuela, cuatro pósters mal puestos y sillas rompe-cuerpos han pasado a mejor vida o, por lo menos, se está intentando que así sea. Tal es el caso del último proyecto del estudio Masquespacio: el diseño del interiorismo y la imagen gráfica de una escuela de idiomas en Valencia que nos ha dejado enamoradas.

2Days Languages, nombre de la academia de idiomas en cuestión, ahora es un lugar maravilloso, abierto, amistoso y en el que dan ganas de estudiar todas las lenguas del mundo. Vamos, que nos quedaríamos a vivir allí. La culpa de tal afán estudiantil es un diseño interior tremendamente bonito basado en un trío de color ganador: rosa, azul y amarillo, pero en la gama pastel. La paleta inunda paredes, cartelería, señalización y mobiliario, sobre una base blanca e impoluta, y mezclada muy agudamente con madera de pino en parquet, mesas, bancos, estanterías, marcos de cuadros y pizarras.

Por si fuera poco, esta genial ambientación juega con el contraste, ya que la idea desenfadada, colorista y divertida del interiorismo, se enmarca dentro de un edificio neoclásico, de techos altos y molduras, que parece acabar dándole a la escuela ese toque de seriedad educativa. El estudio Masquespacio también se hizo cargo de la imagen gráfica que supone una continuidad ideal con el espacio.