By
Cecilia Díaz Betz

De las tradiciones hay que tomar muy buena nota, y eso es lo que hacen la marca de cosmética KORRES. La fórmula ancestral griega de aplicar yogurt a la piel tras esas largas exposiciones al sol, les llevó hace ya una década a sacar al mercado el Gel Refrescante de Yogurt. Se trataba del primer cosmético que incluía yogurt comestible en sus ingredientes y sus beneficios para la piel resultaban increíbles. A día de hoy, se ha convertido en sinónimo del verano griego, un producto imprescindible para tus vacaciones en la playa, que te ayudará a cuidar tu piel. Con el éxito de la fórmula esta temporada dan un paso más y nos presentan el Yogurt After-Sun Face Cream, mismos componentes pero específicos y pensados para el rostro.

El yogurt resulta excelente como ingrediente cosmético debido a su alto nivel de lactosa, proteínas, minerales y vitaminas, que aumentan los niveles de humedad de la piel. Esta crema after-sun tan ‘alimenticia’ resulta extremadamente refrescante y su textura en gel-crema es ideal para pieles quemadas por el sol, sensibles y/o deshidratadas. Una solución inmediata para combatir las quemaduras solares, la rojez e irritaciones ambientales. Además está clínicamente comprobada su acción refrescante e hidratante al momento.

Vete preparando tu kit del verano, para empezar hazte aquí con este after-sun. Será un básico en la cesta de la playa.