By
Cecilia Díaz Betz

La fotogenia de la ciudad nipona de Tokio es indiscutible. Cientos de fotógrafos de todo el mundo se han rendido a su embrujo visual, capturando esos característicos neones, la inmensa cantidad y diversidad de gente que deambula por sus calles y, sobre todo, ese aura tan especial que desprende la urbe. No obstante, en el trabajo del fotógrafo aficionado Masashi Wakui, nos encontramos con unas misteriosas y bellas imágenes de la ciudad cuando cae el sol, que resultan de lo más atrayentes.

Caleidoscópicos paisajes urbanos que nos llevan de viaje al centro neurálgico del país nipón

Este peculiar estilo de Wakui irremediablemente nos lleva a pensar en esas sugerentes escenas tan orientales, cargadas de claroscuros, colores y surrealismo, que plantean cineastas como Wong Kar Wair, entre otros. Con nocturnidad y alevosía, Masashi Wakui nos introduce sinuosamente por estrechos callejones de barrios como Shibuya o Shinjyuku, haciéndonos espectadores de su vida nocturna. Imágenes analógicas que después trabaja digitalmente en busca de ese efecto degradado en el color, consiguiendo que las fotografías adquieran una textura casi pictórica que las convierte en extraordinarias. Un gustazo perderse por estos caleidoscópicos paisajes urbanos y viajar por unos instantes al centro neurálgico del país nipón.

Podéis ver más trabajos de Masashi Wakui haciendo clic aquí.