By
Cecilia Díaz Betz

Grower’s Cup es una pequeña empresa danesa dedicada al mundo del café. Una tarde allá por el 2002, se hicieron la pregunta del millón: ¿no habrá forma humana de tomarse una buena taza de café sin depender de tanta maquinaria? Dieron en el clavo y ¡bingo! Después de intensas investigaciones y experimentos, nació The Coffeebrewer, probablemente el concepto de café más innovador del mundo.

Coffeebrewer son unas bolsitas individuales con 18 gramos de café en su interior, que te puedes llevar a cualquier sitio. Como si de una infusión se tratase, sólo debes verterlas en agua caliente, esperar unos minutos, servir donde quieras sin miedo porque se autoflitran, y ¡voilà! Te espera un excelente café recién hecho, con una aroma intenso y de muy buen gusto, dejando las máquinas de café como aparatos verdaderamente obsoletos.

A través de su web puedes profundizar más en el proceso y la técnica y, sobre todo, hacer tu pedido y tomarte un buen café donde quieras. También os recomendamos ver el vídeo aquí abajo, donde lo explican todo divinamente.