By
Cecilia Díaz Betz

El conocido artista plástico suizo afincado en Nueva York Ugo Rondinone (Brunnen, Suiza, 1963) acaba de inaugurar una enigmática exposición de esculturas en medio del desierto de Mojavce en Nevada, EEUU, bautizada como Seven Magic Mountains.

Una secuencia de siete tótems construídos con grandes piedras pintadas de colores que contrasta directamente con el árido entorno desértico

Hablamos de una secuencia de siete tótems, construidos con grandes piedras, donde el artista continúa explorando los conceptos de fantasía y deseo, a través de una llamativa y potente paleta de colores, que en esta obra contrasta directamente con el árido entorno desértico. Con esta nueva monumental instalación, Ugo Rondinone pretende ofrecer al visitante «una experiencia visual y emocional combinada con observaciones poéticas y críticas», jugando con el equilibrio y la inestabilidad en la que se encuentran estas esculturas, y otorgándole un sentido grandilocuente que evite cualquier tipo de indiferencia. Las desafiantes torres, de poco más de nueve metros, buscan provocar «una explosión poética de la forma y el color» y evidenciar la presencia humana en un lugar remoto.

La instalación se abrió al público el pasado 11 de mayo y cerrará en la misma fecha dos años después, en 2018. Para la realización de la obra y la exposición, Ugo Rondinone contó con la colaboración del Art Production Fund de New York y con el Nevada Museum of Art de Reno. Tenéis más info sobre la obra haciendo click aquí.