By
Daniel Olea

 

Desde Amsterdam, llega el diseño de Timo Kuilder, una propuesta que florece y se expande más rápido que los campos de tulipanes holandeses, gracias al encanto vital con el que destacan sus ilustraciones.

Sus dibujos transmiten un aire de elegancia y simetría que se puntualiza con detalles de profundidad

Kuilder es fanático de las formas geométricas simples y de las combinaciones sobrias, característica que le juega a favor, realzando el aspecto conceptual de su obra; sus dibujos transmiten un aire de elegancia y simetría que se puntualiza con detalles de profundidad a través de sombras, texturas y complementos GIF que inyectan dinamismo a cada pieza. Además, sus surreales paisajes y expresivos personajes cuentan enigmáticas historias que cada uno puede interpretar a su manera.

Pero más allá del panorama artístico, el trabajo de Kuilder también ha adquirido un enfoque comercial en propuestas gráficas para Monocle, Adobe, Bloomberg y WeTransfer. Lo que representa un tangible evolución en la que los diseñadores y marcas de hoy en día, no sólo buscan lograr resultados gráficos atractivos, también buscan conceptos con la capacidad de cobrar vida en un mundo propio.