By
Cecilia Díaz Betz

Hay fenómenos naturales tan fascinantes y aterradores que nos traen de cabeza. Y luego hay fotógrafos, como Thomas Jackson, que aprovechan estas sensaciones viscerales para crear arte. Asómate a un mundo mágico con la colección Emergent Behaviour, el lugar donde el color, lo artificial y los sueños nos devuelven a las entrañas de la naturaleza.

Huracanes de tutús, enjambres de vasos de plástico, manadas de revistas

Como editor y crítico literario, Jackson siempre se sintió atraído por las imágenes con un storytelling potente. Cabe decir que su proyecto, Emergent Behaviour , cuenta una historia que de entrada no tiene ni pies ni cabeza. ¿Qué vemos en el horizonte? ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? Pues no. Los protagonistas de las fotos de Jackson son bastante más peculiares. Huracanes de tutús, enjambres de vasos de plástico, manadas de revistas. Una incursión de lo manofacturado en el reino de lo natural.

El fotógrafo se ha encargado de componer escenas chispeantes y dinámicas, incorporando elementos que nos aturden por el simple contexto. La dicotomía realidad-ficción se pone en paralelo con la dualidad entre lo artificial contra lo salvaje, dos elementos que entran en colisión a cada imagen.

Jackson se niega a cortar el cordón umbilical con mamá tierra y, al parecer, la manera de reconciliarse con ella es a través de la fantasía. En el espectro entre imagen real y retocada, el fotógrafo prefiere acercarse en todo lo posible a lo genuino, creando unas composiciones yuxtapuestas que bien podrían ilustrar el National Geographic de un mundo hecho de papel y plástico.

Sus fotografías orbitan de la incomodidad al encanto bizarro que tienen los sueños. Los objetos cotidianos cobran vida en cada imagen y a nosotros, humanos sobrecogidos ante la inmensidad de la naturaleza, nos encanta soñar. Porque vamos a ver, ¿cuántas veces podremos ver manadas de pañuelos o enjambres de hulahoops? No muchas, eso seguro.

Las fotografías Thomas Jackson tienen todavía mucho más que decirte en su web o, si lo prefieres, puedes pasar un día en compañía del fotoperiodista Manu Bravo.