By
Cecilia Díaz Betz

Terri Loewenthal es una artista asentada en Oakland quien a través de su última serie de fotografías, Psychscape, nos permite teletransportarnos a una California utópica y colorista, para soñar despiertos por unos instantes.

Retratos oníricos y sublimes de esa tierra prometida, idealizada y no exenta de mitología

Imágenes pasadas por un filtro psicotrópico y embriagador que nos enseñan el paisaje natural californiano como nunca antes lo habíamos visto. Retratos oníricos y sublimes de esa tierra prometida, idealizada y no exenta de mitología. Al observarlas, pareciera que Terri Loewenthal disparase dobles, triples e incluso cuatriples exposiciones en una misma captura, pero lo cierto es que, haciendo gala de una extraordinaria manofactura y experimentación, cada imagen es una única toma que consigue gracias a ópticas especiales que diseña y produce ella misma. Estas lentes customizadas le permiten condensar y convertir espacios grandes y abiertos en esos entornos preciosistas y evocadores.

El proyecto está ligado a las teorías de la psicología de la percepción humana, en un intento bien logrado de difuminar lo irreal de lo real, lo material de lo inmaterial, y jugar con los polos opuestos que, según cómo se perciban, pueden llegar a no ser antagónicos. El cielo en la tierra y viceversa. Destaca además esa tintura propia de un imaginado paraíso: fucsias, púrpuras, amarillos y verdes. Colores de paisajes imposibles que nos conectan con la psicodelia y la máxima expresión de la libertad creativa.

El proyecto está actualmente expuesto en CULT | aimee friberg exhibitions de San Francisco, y se trata de la primera exposición individual de Terri Loewenthal. Podéis ver más obras y conocer más sobre ella haciendo click aquí, o podéis seguir explorando más series fotográficas psicodélicas de otros artistas aquí.