By
Cecilia Díaz Betz

Si hay algo que tendemos a minimizar con el paso de los años, es el tiempo que dedicamos en nuestro día a día a jugar. Parece como si el mundo lúdico fuese exclusivamente cosa de niños y los adultos tengan por consigna que se les «ha pasado el arroz» para jugar. Nada más lejos de la realidad. Los juegos, de todas clases, formas y colores, ensanchan la mente haciéndote pensar, entretienen y divierten sanamente no sólo a los más pequeños.

Un interesante juego apto para todos los públicos donde poner a prueba tus habiliades como constructor, tu paciencia y sobre todo, tu imaginación

 

Los integrantes del estudio Pico Pao, situado entre España y Portugal, conscientes de la importancia de los juegos en nuestras vidas, llevan tiempo dedicándose a recuperar y reinterpretar clásicos juegos de toda la vida. Entre su elenco destacamos Las Sillas. Un interesante juego apto para todos los públicos donde poner a prueba tus habilidades como constructor, tu paciencia y, sobre todo, tu imaginación, ya que las reglas las pones tú. Ahora que llegó el verano, ya no tienes más excusas para escabullirte, tienes tiempo y sabemos de sobra que te encantará. El juego se compone de varias sillas de cartón comprimido en miniatura preparadas para ser apiladas, enganchadas unos con otras y dispuestas de infinitas maneras. Luchando en todo momento, eso sí, contra la ley de la gravedad, y evitando el derrumbamiento por torpeza. Además, el propio diseño de los elementos, posiciona a Las Sillas en un intermedio entre la escultura y el diseño funcional, que convierte a este juego ‘artístico’ en algo todavía más interesante si cabe.

Dicho queda, hazte con Las Sillas este verano hacieno click aquí y rómpete los sesos para hacer una montaña de sillas más alta que la de tu cuñado proclamándote el rey del juego.