By
Quim Coll

No queda nada para que empiece la primera edición virtual de la historia del SWAB, la feria de arte contemporáneo de Barcelona. Debido a la imposibilidad de poder garantizar un evento 100% seguro para todos, la feria será la primera de Catalunya y de todo el estado español en realizarse 100% de forma virtual, con 75 galerías y cerca de 200 artistas expuestos. Hoy, hemos querido destacar 5 razones por las que dejarse caer por los pasillos virtuales de la feria. F: Programa general. Guillermo Ros – 0-500. Espai Tactel. Cortesía de SWAB 2020

A la vanguardia de lo virtual

SWAB 2020 celebrará su nueva edición del 1 al 15 de octubre de forma totalmente virtual, convirtiéndose en la primera feria del estado español en hacerlo

Ya lo hemos dicho, pero no nos cansamos de repetirlo: SWAB reafirma su compromiso con la vanguardia al realizar la primera feria virtual de toda España. Se podrá visitar a través de una app interactiva casi a modo de videojuego en 3D, que ha sido creada por el equipo de arquitectos y programadores de la misma feria con la finalidad de lograr la máxima calidad sensorial del evento a nivel digital. Será totalmente gratuita y, de esa forma, se garantiza la protección de galeristas y visitantes, además de explorar formatos y vías que responden a esta nueva realidad sin perder la esencia disruptiva de la feria.

Korea, protagonista absoluta

Este año el continente asiático es el protagonista absoluto de la edición del SWAB. La feria estrena el programa Focus Korea con cuatro proyectos originarios de uno de los países más punteros en lo que a arte y tendencias se refiere. Contarán con el trabajo de las galerías Art Delight, G.Gallery y One Four de Seúl y la galería Gallery Mei de Busan. Por otra parte, la sección de videoarte de la feria, Video Box, expondrá proyectos de las galerías Gallery VER (Tailandia), Pablo Gallery (Filipinas), Pure ever (Singapur), Studio Batur (Indonesia), MoT+++ (Vietnam) y Supernormal Space (Singapur).

Ephemeral, compromiso con la vanguardia del arte

Ephemeral es una de las muestras del compromiso del SWAB con el arte joven. Es uno de los programas que aspiran a reflejar nuevas voces del panorama artístico contemporáneo. Comisariado por Caterina Almirall, cuenta con la colaboración de las tres fábricas de creación de Barcelona, Hangar, Fabra i Coats y La Escocesa. El programa presenta proyectos efímeros, a través del formato de instalación, que buscan no solo la contemplación de las obras, sino también la interacción con las mismas. Para esta edición plantea obras digitales que reflexionan sobre cómo este medio afecta a la obra o a la reflexión hacia un aislamiento o distanciamiento social.

Reading. James Newton. Catastrophic Failure. Highchair Editions. Cortesía de SWAB 2020

Potención del coleccionismo

Como cada año, SWAB promueve un programa de coleccionismo internacional para ampliar las colecciones privadas de sus participantes, pero también para animar a nuevos coleccionistas iniciándoles en el mundo de la adquisición de obras de arte contemporáneo. Este año, como el resto de feria, el programa se pasa al formato digital manteniendo la visita a casas de coleccionistas como Jose Luis Lorenzo de Argentina o Alejandra Castro Rioseco de Dubai. Además, la feria busca facilitar la compra online de obras y potenciar el coleccionismo con la cesión de microcréditos por parte de Fintonic.

Arte democrático y paritario

Ligado con el punto anterior, este año SWAB, además de facilitar la compra online con los microcréditos de Fintonic, ha democratizado los precios de sus obras. En la edición de 2020, la obra más barata costará 10€, mientras que la más cara, 24.000€. De esta forma, podrán comprar obras desde visitantes expertos a recién iniciados en el coleccionismo. Asimismo, SWAB presenta un cartel paritario con el 50% de mujeres entre sus más de 200 artistas. Y, por si fuese poco, la visita online a la feria será totalmente gratuita a través de su aplicación. ¿Te lo perderás?