By
Cecilia Díaz Betz

Si piensas en surf, pensarás en el mar, en ese azul intenso, las olas… Irremediablemente, te trasladarás a la época estival: luz, sol, calor y evidentemente buen rollo. Pero, ¿qué pasa cuando a Alexander Wang le da por diseñar tablas de surf? Pues, sencillamente, que todo cambia, y su visión tan oscura, amenazante, peligrosa y misteriosa de este mundo de olas tan colorista, nos fascina. Elegancia pura.

En colaboración con la firma de diseño y tablas de surf australiana Haydenshapes, Wang acaba de lanzar una colección de tablas de lo más experimentales en cuanto a estética se refiere. Todos los modelos son en blanco y negro, imitan la textura del mármol, fueron presentados con una jaula-instalación en una flagship store del Soho, y, basados en las películas de miedo estilo Tiburón, el lema a seguir es «no entres en el agua» a menos que tengas una de estas maravillosas tablas.

El video de presentación (ver más abajo) es una pieza que bien podía estar enmarcada dentro del cine negro, pero no tengas miedo que en el fondo hablamos de tablas de surf, del mar y de esas cosas bellas y apasionantes, o quizás también, de tiburones. Lo que diga Alexander Wang. Sea como fuere, las tablas nos parecen increíbles y bellas, y miedos, amenazas y demás cosas a parte, dan ganas de lanzarse a la conquista de unas buenas olas.