By
Quim Coll

Ha nacido una nueva taquería en la ciudad. Street Tacos abre sus puertas en la Barceloneta, frente al mar, en un local de estilo industrial que, con un espíritu gamberro y divertido, ofrece una carta breve pero intensa, como cada uno de sus tacos. ¿Sus credenciales? Es la nueva propuesta de Luca Marongiu, chef de Zero PatateroF: Todas las fotos de Noemí de la Peña, cortesía de Street Tacos

Street Tacos es la nueva propuesta del chef Luca Marongiu del Zero Patatero, que mezcla gastronomía mexicana con producto de proximidad y Km0

El emplazamiento de Street Tacos es inimitable: situado en la calle Pepe Rubianes, el local casa perfectamente con el entorno marítimo del mismo. Decorado por Clara Arnús, Street Tacos cuenta con un divertido interiorismo protagonizado por un distinguible cocodrilo que va camino de convertirse en la marca insignia de la casa. La misma artista se ha encargado de toda la identidad gráfica de la marca, que impregna las paredes y el techo de chapa del local de la Barceloneta con motivos clave de la gastronomía mexicana; como guindillas, limas y aguacates.

Y es que la base de Street Tacos es sencilla. El chef Luca Marongiu ha inspirado su propuesta gastronómica en el street food mexicano pero elaborado con productos de proximidad y Km0. Con esa idea en mente, el chef ha diseñado una carta que, a pesar de tener solo siete productos, hará que no solo los quieras probar todos y cada uno de ellos, sino que quieras repetir. Todos los tacos de Street Tacos están pensados para degustar bajo el lema #handsonly, así que ya sabéis, nada de cubiertos.

El chef Luca Marongiu aporta su toque de autor personal a la gastronomía mexicana

Las siete referencias de la carta incluyen opciones veganas y aptas para celíacos, ya que las tortillas caseras, que todos sabemos son la base de un buen taco, están hechas de maíz. De esta forma, podremos degustar el Taco y Olé, con calamares a la andaluza, pico de gallo y crema agria; el Taco de la Huerta, vegetariano hecho a base de berenjena asada y pico de gallo; el Taco al Pastos que viene con virutas de cordero adobado con piña, cilantro y tatemada; el Taco Árabe con la mejor paletilla de cerdo marinada al estilo de Puebla con guacamole y jalapeños (cuidado, que pica); el Chicha Buena, un auténtico clásico de ternera marinada con pico de gallo y guacamole; y los personal favourites Kill Bill, de cerdo en achiote a baja temperatura con crema agria y cilantro, y el sorprendente Fish’n Taco, de merluza empanada con crema agria y cilantro.

Siete referencias con opciones veganas y aptas para celíacos que no te podrás sacar de la cabeza en las próximas semanas

Esas siete referencias, que mezclan la tradición mejicana con el toque de autor clásico, sello de la cocina de Luca Marongiu, vienen acompañadas por nachos caseros con queso o guacamole y una breve selección de quesadillas. Tres de ellas funcionan a modo de postre: de chocolate, de banana y choco y de dulce de leche (una auténtica locura). En una pizarra del local podemos ver los distintos platos, creados con carnes, pescados y verduras ecológicas para reforzar el compromiso del local con la sostenibilidad.

Cada taco de la carta es una mezcla de sabores explosiva y única. No podrás probar solo uno

Y es que siguiendo con la filosofía slow food y Km0 de los productos utilizados, Street Tacos es un espacio sostenible. Servilletas y cubiertos están hechos a partir de materiales reciclables y, consciente con el problema que supone el plástico para nuestro planeta y para playas como la de la Barceloneta, que acaba siendo un elemento más del local, Street Tacos ha eliminado el uso del mismo para intentar aportar una pequeña parte a la lucha por el medio ambiente.

El equipo de Street Tacos prepara cada taco de forma casera con todo el cariño del mundo

Street Tacos es, sin duda, una de las taquerías más destacadas de la Ciudad Condal. Irás recomendado por amigos y familia, te quedarás por el espíritu divertido y gamberro del local, repetirás por el sabor de sus tacos y lo recomendarás a tus amigos por ser una experiencia única en la Barceloneta.

Detalles