By
Laura Naranjo

Barcelona sigue acumulando joyas en el Paseo de Gracia. La última de ellas es el buque insignia que Stella McCartney ha decidido establecer en el número 102 de la codiciada y señorial avenida, lugar de peregrinaje a partir de ahora de las devotas de la diseñadora británica.

La boutique catalana de Stella McCartney ocupa un edificio de 100 metros cuadrados, construido en 1.900 con una clara influencia del clasicismo francés. Marcado por el espíritu sencillo y natural que impera en sus diseños, en este espacio conviven en armonía el parqué en espiga de roble diseñado por Raw Edges, unas estructuras escultóricas de latón, plintos con teselas en forma de rombo y un muro de estuco en el que se disponen los bolsos.

Los que hasta allí se acerquen podrán encontrar las líneas de pret-à-porter de lujo, accesorios, lencería, fragancias, colecciones infantiles y, para aquellos que lo deseen, un servicio de vestuario privado.

Para ver las fotos de la inauguración, haz clic AQUÍ.

Detalles




  • Dirección: Paseo de Gracia, 102 Barcelona