By
Gemma Mondéjar
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-010
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-011
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-003
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-009
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-008
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-012
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-007
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-006
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-005
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-004
ignant-art-sarah-meyohas-speculations-002

Aunque somos unos apasionados del arte, tenemos debilidad por aquellas obras que, con tan solo mirarlas, consiguen llenarnos la cabeza de reflexiones. En muchas ocasiones es por lo que nos transmiten, otras veces es por la aparente complexidad de la obra en sí y, de vez en cuando, es una fusión de sensaciones de todo lo anterior. Speculations de Sarah Meyohas pertenece al último grupo.

Con dos espejos —uno enfrente del otro—, flores, cuerdas y humo Sarah Meyohas consigue crear unas fotografías que te dejarán absorto

Nada más fijarnos en las obras que conforman Speculations nos viene una pregunta a la cabeza: ¿cómo ha sido la artista capaz de crear ese efecto? Bien, aunque en la práctica no es tan sencillo, la técnica explicativa es bastante breve: con dos espejos, algunas decoraciones y una cámara de fotos.

Sarah Meyohas, para llevar a cabo esta serie, tuvo que construir una instalación previa. Para ello, tuvo que colocar dos espejos —uno de dos lados y otro de pared— uno enfrente del otro, de manera que, al reflejarse mútuamente, diera la sensación de estar delante de una imagen interminable. Y para realzar ese efecto, la artista usó cuerdas, flores y humo, entre otras decoraciones, cosa que nos permite ver con más espectacularidad la creación de ese reflejo infinito.

Y aunque la realización previa para conseguir este efecto ya esté aclarada, nos queda otra incógnita por resolver: ¿cómo es que Sarah Meyohas no sale reflejada en los espejos? Bien, lejos de sumergirnos en teorías vampíricas, la propia artista ha desvelado su truco: lo que tuvo que hacer la fotógrafa fue agacharse delante del espejo de dos lados y moverse de tal forma que su imagen desapareciera entre los pliegues provocados por el reflejo de ambos espejos.

© Speculations, Sarah Meyohas

Aquí os dejamos el link de la web de la artista para que podáis ver su portfolio al completo.