By
Cecilia Díaz Betz
sorysanle-photography-5
sorysanle-photography-17
sorysanle
sorysanle-photography-3
sorysanle-photography2
sorysanle-photography-9
sorysanle-photography-11
sorysanle-photography
sorysanle-photography-itsnicethat-1
sorysanle-photography-8
sorysanle-photography5
sorysanle-photography-12
sorysanle-photography-14
sorysanle-photography-16
sorysanle-photography-4

Sory Sanlé (Nianiagara, Burkina Faso, 1943) es un nombre que, por desgracia, no nos resulta muy familiar. Hablamos de un fotógrafo africano con un trabajo tan impresionante y excelso que, a día de hoy, resulta incomprensible entender porqué no se ha reivindicado más por estas latitudes. De hecho, googelear su nombre es toparse con todo un vacío existencial en nuestra lengua.

Imágenes en blanco y negro que nos relatan el optimismo de un país que abraza por fin su independencia

Sin embargo, no todo iban a ser lamentos, la buena noticia es que este mes de septiembre sale a la luz un necesario libro en la editorial Reel Art PressSory Sanlé: Volta Photo 1965 – 1985, y además, se inaugura la exposición homónima en la galería londinense The Morton Hill Gallery (345, Ladbroke Grove) del 14 septiembre al 27 octubre. Tanto la muestra como el libro, se centran en los trabajos que Sory Sanlé llevó a cabo en su propio estudio fotográfico Volta situado en Bobo-Dioulasso, una ciudad perteneciente a la república recién independizada de Francia, por aquel entonces llamada Haute-Volta y que después pasaría a ser Burkina Faso.

Allí fue retratando con una espectacular elegancia a los habitantes de dicha ciudad. Imágenes en blanco y negro en medio formato, que nos relatan el optimismo de un país que abraza por fin su independencia, y retratan con suma certeza la colisión entre las ancladas tradiciones rurales y la modernidad, pero sobre todo, la rápida evolución de toda una sociedad. Una visión local que acaba por universalizarse con una cierta melancolía. Un álbum vitalista, sincero, africanista, que merece esta importante ovación.

La carrera de Sory Sanlé comenzó en los ’60 (coincidiendo con la independencia de su país) como joven aprendiz de un fotógrafo ghanés. De ahí pasó a documentar los accidentes de carretera, lo que le llevó a recorrerse en moto por toda la región. A mediados de la década de los ’60 funda Volta, y pronto para convertirse en el mejor estudio fotográfico de la ciudad. También trabajó como un reportero, no obstante, sus retratos de estudio fueron su catapulta y sello artístico.

Más info sobre la vida y obra de Sory Sanlé haciendo click aquí.