By
Cecilia Díaz Betz

El genialísimo artista Pablo Picasso, creador de uno de los movimientos artísticos más destacados de la historia, el Cubismo, junto a sus contemporáneos George Braque y Juan Gris, continúa siendo a día de hoy toda una fuente de inspiración constante en muchos campos relacionados con la creación. Un último ejemplo es el llegado desde el estudio de diseño de Corea del Sur Sohn. Con la idea de transformar la obra del artista en objetos reales tridimensionales, han comenzado creando una increíble colección de sillas metalizadas inspiradas en uno de sus dibujos.

One Liner es un apilable y ligero híbrido entre silla y taburete, con aires escultóricos e inspirado en un dibujo de Picasso

Una serie cargada de vida a la que el equipo de Sohn ha denominado One Liner, precisamente porque están diseñadas y fabricadas siguiendo esa técnica Picassiana de dibujar con un solo trazo. De tal manera que su estructura se compone de una única línea continua de formas redondeadas realizada en aluminio, que va ‘dibujando’ las distintas partes de la silla como respaldo y patas. El resultado es un apilable y ligero híbrido entre silla y taburete, disponible en seis colores básicos (negro, blanco, rojo, azul, verde y amarillo), a caballo entre lo escultórico y el objeto puramente funcional. Un elemento que puede tener muchas y diferentes vidas dentro de un hogar dependiendo del uso que se le dé, o cómo se combine, o dónde se decida situarlo. Con este modelo de asiento el estudio Sohn da el pistoletazo de salida a la serie de Work of Art Furniture (‘muebles artísticos’ o ‘muebles obras de arte’) con la que continúan indagando en el proceso de interpretación de los objetos y su relación con el espacio, el material o, en este caso, con el mundo del arte. Más info haciendo click aquí.