By
Cecilia Díaz Betz

No hace mucho os hablamos de la llegada de Normann Copenhagen a Barcelona (aquí os lo contábamos). Esta firma danesa de diseño de producto, con su mirada puesta en la mezcla entre tradición y estilos claramente industriales, tiene en exposición en su flagship store de Copenhagen la historia detrás de su Form Collection, sobre todo con la vista puesta en su conocida Form Chair, diseñada por Simon Legald. Una muestra que nos habla de todo el proceso de creación, de principio a fin, desde los bocetos e ideas iniciales, hasta su materialización en un objeto real.

Una colección de sillas que son el resultado de un proceso de creación de tres años

Las Form Chairs se caracterizan por su diseño pulcro y minimalista -al más puro estilo nórdico-. Hablamos de una colección de sillas fabricadas en polipropileno moldeado por inyección y madera, que son el resultado de un proceso de creación de tres años. Durante ese período, Simon Legald llegó a producir más de 20 prototipos diferentes, hasta encontrar exactamente el modelo impoluto, funcional y, en definitiva, perfecto que estaba buscando. Resulta curioso el contraste que lleva implícito esta silla en cuestión, ya que el diseño aparentemente sencillo, su pulcritud y formas son suaves, y su facilidad de montaje al estilo IKEA, chocan con el sofisticado y largo proceso de creación. Nadie dijo que la sencillez fuera fácil, y la expo así lo corrobora. Si os gustan, las tenéis disponibles en cinco bonitos colores en las tiendas de Normann Copenhagen o en su propia web.