By
Ariana Diaz Celma

Esta semana dedicamos entrevista a uno de los grandes descubrimientos de este 080 Barcelona Fashion: Selim de Somavilla (Barcelona). Su formación se llevó a cabo entre Londres y la Ciudad Condal, donde ha formado parte del equipo de nuestra favorita Martin Lamothe. Por su lado, la capital británica ha dado un nuevo aire, madurez y perspectiva a su trabajo, estudiando en el LCF y trabajando en The Rodnik Band. A principios de 2012 presentó su colección MAELSTRØM en la Valencia Fashion Week y el Move Sevilla. En septiembre del mismo año muestra Knockout en Barcelona, una propuesta para la PV13 en el marco del Festival Bosson. Ahora acaba de presentar la colección Three Thousand Words (haz clic aquí para chequearla), de la que nos habla a continuación…

Cuéntanos, bajo tu punto de vista, en qué se inspira Three Thousand Words

El concepto de la colección es totalmente universitario. Surge a partir del cuadro, algo que me apetecía mucho trabajar, aunque sacado de contexto, pues siempre está referenciado al invierno. Me pareció un reto que estuviera en una colección de verano. Es por ello que lo he contrastado con prints tropicales. Era arriesgado pero creo que ha funcionado bien. También he jugado con el color, algo muy característico en mis colecciones, pues he contrastado los cuadros, de colores más apagados, con el lima y el azul klein.

No obstante, no eres nuevo en esto del 080 Barcelona Fashion, pues el año pasado empezaste con una colaboración de bolsos con Escorpión.

Sí, podemos decir que mi camino ha sido inverso. He empezado con una colaboración para pasar a presentar mi colección el año siguiente.

De hecho, tus colecciones dan mucha importancia a los complementos. Los zapatos y bolsos son también tuyos.

Sí, en esta ocasión los zapatos surgen de una colaboración con Natalio Martín. Creo en la importancia del total look de una marca. El 50% es la ropa y el otro 50% los accesorios. Puede que requiera más esfuerzo o dinero, pero me parece necesario.

Parte de tu formación viene de Londres, donde se dice que se factura la moda del futuro. ¿Cómo crees que te ha influenciado?

Londres no tiene nada que ver con las tendencias, ahí lo que encontramos es riesgo, sobre todo en términos de colecciones de hombre. Creo que es por la influencia de esta ciudad que cruzo lo clásico con lo moderno en mis colecciones. Por ejemplo, el cuadro y el náutico, que son elementos tradicionales, con el print tripical o los colores más eléctricos.

Tras Valencia o Sevilla, llegas al Barcelona en el marco del 080 Barcelona Fashion. ¿Cómo ves tu progresión?

Se trata de una evolución natural. A nivel personal, haber llegado hasta aquí es todo un reto, pues el 080 es una pasarela internacional, muy bien organizada. 

¿Te ves en otro lugar en el futuro? ¿Dando el salto a la Mercedes Benz Fashion Week como Martin Lamothe, por ejemplo?

Madrid, Grecia… Hay muchas opciones que me parecen atractivas porque experimentar siempre te aporta cosas nuevas. No obstante, estoy muy contento con el 080 y repetiría encantado.

En plan utópico, ¿dónde te gustaría desfilar?

En Londres por el tema de las colecciones de hombre y en Nueva York.

¿Un diseñador que te haya influenciado?

Ricardo Tisci y su trabajo para Gibenchy. Me encanta como trabaja las líneas limpias sin dejar de lado el estampado.

Hablando de colecciones de hombre. Normalmente los diseñadores que hacen hombre y mujer primero hacen la femenina para después pasar a la masculina, pero da la impresión de que en tu caso el proceso es inverso…

Cierto, primero diseño hombre y después mujer. De hecho, creo que todas mis prendas tienen un punto unisex, menos los vestidos que tienen que ser siempre femeninos. Siempre he visto a la mujer como la hermana del hombre, nunca como su novia. 

Tus hotspots favoritos son…

Santa Eulalia  (Paseo de Gracia, 93) porque me encanta la ropa de lujo de hombre. También el Federal, que está en mi barrio, Sant Antoni.

No puedes dejar de escuchar en modo repeat…

Laisse Tomber Les Filles de France Gall, una de las canciones del desfile. Este tema hace referencia a la parte clásica de la colección. Después he puesto temas más electrónicos para contrastar con el lado más moderno.

Prohibirías…

Los chalecos como prenda exterior.

Para ti ser good2b es…

Tener libertad creativa.