By
Laura Naranjo

Diseños multicolores o monocromáticos, blanco y negro, de plástico, de metal o las lujosas ediciones especiales como la Czar, la Belle Starr o la Splendour forman parte de la familia de cámaras de La Sardina. Desde su nacimiento en 2011 no ha dejado de añadir miembros a su linaje. ¿El último? 

La Sardina Wally Watcher. Esta pieza de colección dispara vibrantes fotos en 35mm y su lente gran angular no se pierde detalle de todo lo que pasa a tu alrededor. El viajero favorito de una generación entera ha emprendido rumbo a una aventura analógica con esta edición especial. ¿Te crees capaz de encontrarlo? Tuya con un clic AQUÍ