By
Nuria Candela López

Sarah Illenberger es una artista, ilustradora y diseñadora con sede en Berlín. Su especial lenguaje visual la hace única en cuanto a su capacidad para lograr que las cosas comunes alcancen nuevos significados. Crea instalaciones con diversos materiales y técnicas, que luego fotografía o presenta en lugares públicos. Su trabajo aparece en libros, revistas y medios digitales, de hecho, en Good2b ya le habíamos dedicado un artículo a su proyecto Flowerworks. También produce ediciones limitadas y objetos de diseño.

Imágenes que generan reacciones sensoriales al espectador protagonizadas por objetos sacados de su contexto

Sarah es una artista multidisciplinar que emplea y combina pintura, escultura, diseño y fotografía. Y aunque emplea puntualmente técnicas digitales, su trabajo está meticulosamente hecho a mano. Uno de sus talentos es el de transformar objetos cotidianos en pura fantasía; materiales orgánicos que gravitan en un universo creado por ella misma, naturalezas muertas con toques de vida …

Sus series son de lo más variadas. En Wonderplants decoró manualmente hojas de varias plantas con diferentes cintas y pegatinas para fotografiarlas después. Su proyecto Tutti Frutti surgió a raíz de un paseo por uno de los mercados de alimentos en Toscana (Italia) donde se inspiró para dar una nueva imagen a frutas y verduras. A través de sus metáforas crea naturalezas muertas ingeniosas e ilusorias. La serie, comenzó en 2012 y continúa hoy en día, aunque según la propia Illenberger, las últimas fotografías han adquirido tintes más pop y glamurosos. En la actualidad, la serie está expuesta en Shoreditch Modern Society, donde están a la venta también.

Su último trabajo es un estudio sobre los alimentos; imágenes que generan reacciones sensoriales al espectador, un cigarrillo formando las nubes del cielo, una manzana forrada de cabello humano… objetos sacados de su contexto que adquieren nuevos rasgos tras ser idealizados por Sarah.

Enamórate del resto de su trabajo aquí.