By
Cecilia Díaz Betz

¿Qué pasaría si Yoda fuese un conde? O imaginaros por un momento a Wonder Woman en plan emperatriz. Pues no le deis vueltas ni un minuto más, el fotógrafo francés Sacha Goldberger nos presenta su nuevo proyecto Super Flemish, donde nos regala un mash up entre personajes de ficción y la estética de la pintura flamenca. Imágenes melancólicas, atuendos anacrónicos y luces ténues que nos hablan de esos seres fantásticos, siempre dispuestos a salvar o cargarse la humanidad, desde una diferente perspectiva. O, visto de otro modo, como la ciencia ficción se ecnuentra con la historia del arte y viceversa.

Sacha Goldberg consigue a través de esta serie de retratos que estos personajes de ficción queden perpetuados en el tiempo con un alo señorial

Sacha Goldberger consigue, a través de esta serie de retratos, que estos personajes de ficción queden perpetuados en el tiempo con un alo señorial. La imagen les da una cierta trascendencia y seriedad. Es como si de repente los posicionara en el lugar que les corresponde por sus hazañas. En palabras del propio Goldberger: «Los superhéroes suelen vivir sus vidas envueltos en el anonimato. Estos retratos les dan una oportunidad de fijar esa narcisismo negado. Por la perturbación temporal que producen, estas imágenes nos permiten descubrir, bajo la pátina del tiempo, una melancolía inesperada de los que han de ser invencibles». A través de su web puedes ver la serie completa con Batman & Robin, Superman, Darth Vader, Blancanieves, Joker y Alicia en el País de las Maravillas, entre otros. Aunque nuestra mención especial va para El Increíble Hulk.