By
Cecilia Díaz Betz

Los que no vivimos en Madrid, soñamos -y unas cuantas veces al año, cumplimos a rajatabla- con un completo fin de semana madrileño. En esta ciudad no paran de suceder cosas altamente interesantes, unidas al carácter cañí y abierto de sus habitantes, y al hecho de que la fiesta allí no parece tener fin, pues resulta el enclave ideal donde rendir culto al hedonismo basado en las tradiciones con arraigo. Una de las cosas que sin duda nos pasan siempre por la cabeza, y con la que se nos hace la boca agua, seamos honestos, son las cañitas de Mahou. 

No cabe duda de que forman parte de la idiosincrasia madrileña: frescas, auténticas, buenas y, sobre todo, bien tiradas. Amén. Si es que, cuando hablamos de cerveza, no se puede uno andar con tonterías. Hay que saber a donde ir, ya que, las cañas, o están bien tiradas, o que se las beba otro. En este sentido, Madrid cuenta con experimentados bares, verdaderos centros mahouistas, donde este pequeño gran gesto, se ha convertido en todo un arte.

Pero analicémoslo más de cerca, no es lo mismo una caña que una Mahou, y la diferencia se nota en cuatro puntos clave:

– La CREMA (2 cm): Esa mal llamada espuma blanca densa que se forma en la parte superior y que hace de tapa evitando que la cerveza se oxide. Un básico que nos informa si el camarero es un experto cervecero.

– La NUBE: Hablamos del carbónico acumulado bajo la crema, que conserva su sabor y su aroma.

– Las BURBUJAS: ¡Ay! Las veneradas burbujas, que no son nada más que gas que asciende desde el fondo del vaso, aportando la chispa necesaria a la caña. Como todo en esta vida, hay burbujas y burbujas, pero las de Mahou se llevan la palma. Únicas en su especie, y eso se nota.

– Los AROS: Es el proceso final, que nos dirá claramente si la caña ha sido bien tirada, o si nos han tomado el pelo. Si cada vez que das un trago la densidad de la mencionada crema deja ver la marca de los tragos, estás en el lugar ideal, en el momento perfecto. Tu caña es una verdadera y auténtica caña Mahou bien tirada.

Sólo te queda brindar y disfrutar tu caña tranquilamente, sólo o en compañía. Empieza el fin de semana… #sabormahou

* Mahou recomienda el consumo responsable 5,5®.