By
Laura Naranjo

Si todavía no lo habéis hecho, retened este nombre: Ryan Frank. Hablamos de uno de los mejores diseñadores del globo en materia de eco-diseño. 

Nació en Sudáfrica y abrió su primer estudio en Londres, en 2005. Desde entonces ha dado vida a muebles y accesorios que llevan el adjetivo sostenible por bandera. Sus trabajos, que incluyen a menudo referencias a sus raíces sudafricanas, van desde sillas realizadas a partir de aluminio reciclado y bolsas de plástico, hasta mesas de madera hechas con tablones de andamios o sofás de lujo.

Consigue más info con un clic AQUÍ.