By
Olivia García-Patto

No hay nada nuevo bajo el sol. Es una verdad universal que todos conocemos pero olvidamos, y Austin Kleon quiere recordarnos en su nuevo libro, Roba como un artista. El diario, que copiar es la base de la creatividad.

La creatividad está al alcance de cualquiera y que solo requiere disciplina

Eso sí, hay que saber hacerlo… Ya decía Picasso que los buenos artistas copian, pero los geniales roban. Para hablarnos del cómo, Kleon publicó Roba como un artista, donde recapitula los 10 mandamientos para crear a partir de algo y no sólo replicar.

La idea es hacer caso a lo que te inspira poniendo especial atención a las partes útiles de los estímulos creativos que recibimos, aprendiendo a extraer esta información y a recopilarla. Y aquí es cuando entra Roba como un artista. El diario, un cuaderno para rayar, llenar de recortes, tachar y pintar como si fuera el cajón misceláneo de cosas que vamos encontrando por la vida y que nos gustan, aunque no tengamos claro por qué ni para qué las vamos a usar.

Este cuaderno de ejercicios pretende convertirse en el aliado de quien sea que tenga una mente caótica –como prácticamente cualquier persona creativa– y quiera dar un sentido a tantas ideas que vuelan, se cruzan, se amalgaman y se transforman en nuestras mentes. Y es que Kleon defiende que la creatividad está al alcance de cualquiera y que solo requiere disciplina, no de musas.

En definitiva, la creatividad es ubicua y dispersa, a menos que se reclute. Así que, para quitarle los límites a nuestras capacidades de creación y convertirnos en los mejores ladrones de ideas, Kleon nos trae este cuaderno con más de 100 ejercicios prácticos para saber usar lo que encontramos en Google, en el ticket de súper, en la cesta de la colada, en un periódico o en una etiqueta y que nos inspira para robar y crear.

 

Descubre más sobre el autor y sus demás publicaciones aquí.