By
Cecilia Díaz Betz

El río Llobregat nace y muere en Cataluña. Desde la Sierra del Cadí hasta el Prat el Llobregat. Contrariamente a lo que se pueda pensar, un río no siempre es sinónimo de vida y admiración por parte de los lugareños que va dejando a su paso. El río Llobregat, con sus aguas empapadas en tóxicos, resulta un caso paradigmático. La gente le da la espalda y no quiere mirarle, y mucho menos adorarle, a pesar de haber sido la fuente de oro de un pasado industrial.

Una idiosincracia casi secreta que Yosigo, fotógrafo donostiarra afinacado en Barcelona, se decidió a retratar de principio a fin, capturando su extraña vitalidad

Pero este río enfermo crónico al que Barcelona ignora, junto a su mellizo Besós, esconde todo un mundo a lo largo y ancho de su trayecto. Una idiosincrasia casi secreta que Yosigo, fotógrafo donostiarra afinacado en Barcelona, se decidió a retratar de principio a fin capturando su extraña vitalidad. Seguir el curso de este controvertido río supuso embarcarse en un proyecto muy afín a sus constantes búsquedas de la belleza en el abandono, la memoria, la decadencia, la gente y sus historias. Este recorrido fotográfico se recoge en un maravilloso fotolibro, Riu Avall, donde Yosigo desplega sus particulares y reconocibles alas visuales como nunca antes. Cromatismos, juegos de líneas en los encuadres, presencias y ausencias que logran dar otra necesaria mirada del Llobregat. Un álbum que busca de alguna forma la vuelta al orígen de ese menosprecio, y que se puede leer como una metáfora oscura de lo que dejó la industrialización en Catalunya. Un clásico de aquellos polvos, vienen estos lodos.

El libro, fundamental en toda buena biblioteca fotográfica, se puede adquirir haciendo click aquí por 35€.

NO ISBN
21x27cm
116págs.

Edición de 300 ejemplares numerados y sellados.

Fotografías de Yosigo © 2013 © 2014 – yosigo.es
Diseño y maquetación: Estudio Primo – estudioprimo.com
Impreso en Otzarreta el mes de Diciembre de 2014.

Papel Novatech Gloss 170 gramos.