By
Cecilia Díaz Betz

Desde Suecia con mucho amor nos llega esta maravilla de colección de mobiliario de exterior, Resö. Un conjunto de sillas y mesas de metal en diferentes colores, que toman su nombre de un pequeño pueblo de la costa oeste de este país escandinavo. «Una aldea pesquera que se negaba a morir y se convirtió en un destino turístico» o una parada obligatoria y necesaria donde disfrutar de un refrigerio mientras se observa el espectacular paisaje.

Una colección que enamora a primera vista por el minimalismo y sencillez de sus formas creada por el estudio sueco Skargaarden

Resö es una colección que enamora a primera vista por el minimalismo y sencillez de sus formas, que fue creada por el estudio sueco Skargaarden y, más en concreto, por la diseñadora Matilda Lindbolm. Funciona a la perfección com mobiliario de terraza, aunque también podría encajar en el interior del hogar a modo de mesas y sillas de comedor, completadas, eso sí, con unos buenos cojines. Están disponibles en varios colores (verde pastel, amarillo, negro, etc), y merece la pena combinarlos dándole un punto alegre a la decoración exterior, sin llegar a caer en la excentricidad. Además, al estar fabricadas íntegramente en metal, son muy fáciles de limpiar. Un paño húmedo basta para dejarlo todo como nuevo. El esmaltado que las recubre es de gran calidad y resiste ante cualquier tipo de inclemencia climática. Podéis consultar precios y ver los diferentes modelos de la colección Resö haciendo clic aquí.