By
Lucía Morales

Si Desiree Akhavan te conquistó con la webserie The Slope (2011), su exitoso debut cinematográfico con Appropriate Behavior (2014) o la reciente y vanagloriada en Sundance The Miseducation of Cameron Post (2018), apuesto que The Bisexual superará tus expectativas. Y es que la mesura con la que está escrito el guión de la serie, coproducida por el canal público británico Channel 4 y Hulu, no parece restarle ni un ápice de riesgo a la apuesta de la actriz y realizadora americano-iraní. 

Akhavan evita representar a un personaje heroico, sino que al igual que en sus proyectos anteriores en su guión, y ella misma encarna a una mujer imperfecta que se topa con una infinidad de trabas en su cotidaneidad, ahondando en las cuestiones identitarias desde una perspectiva interseccional de escasa presencia en territorios mainstream.

Desiree Akhavan apuesta por la interseccionalidad en una serie audaz, divertida y única

El primer episodio de The Bisexual comienza con la escena de Leila y Sadie (interpretada por Maxine Peake) en la que son entrevistadas por el típico periodista machirulo con ocasión del lanzamiento de su nuevo proyecto empresarial. Las divergencias (te parecerán típicas si eres millenial) entre las novias salta a la vista ante preguntas tan básicas como la forma en la que se conocieron (“Eso no es cierto. Eso es que Sadie es un gilipollas y cagando en un buen recuerdo”) y planes para una familia (“¡Por supuesto!”. “Hablamos de ello de manera abstracta. También hablamos de eutanasia”).  Durante una pausa en la entrevista, Sadie le pide matrimonio a Leila, y esta solicita un parón de dos meses como respuesta.


La serie cuenta con un reparto como Brian Gleeson (El hilo invisible) o Naomi Ackie (Lady Macbeth).

En el contexto dramático que se conforma, Leila se muda a una casa compartida en el barrio londinense de Gumtree con Gabe, un novelista y prefesor de universidad hetero que sigue paladeando las rentas de gloria de un libro que publicó hace una década. De forma paulatina, Leila comenzará a cobijarse en el entorno de nuevo compañero de piso para evitar encontronazos con las amigas que comparte con Sadie tras diez años de relación y, tras la tremenda coyuntura vital en la que se encuentra, se percatará de que aún le quedan caminos afectivo-sexuales por explorar.


Maxine Peake interpreta a Sadie (izquierda) y Desiree Akhavan a Leila (derecha).

Por el momento, The Bisexual solo consta de una temporada con seis capítulos de media hora cada uno. Es de agradecer que Desiree Akhavan genere referentes como este, que contribuyan a azotar los prejuicios contra la comunidad bisexual, tremendamente armarizada e invisibilizada tanto dentro de las arenas homosexuales, en las que se les acusa de aliados del heteropatriarcado, y fuera de la misma, en el “cistema”, donde se les concibe como indecisos o viciosos.


The Bisexual derribará una infinidad de tabúes.

Resulta interesante cómo la propia Akhavan cita con cierta mofa a The L World en algunas escenas del primer capítulo, y es que la interseccionalidad en la serie, cuyo comienzo tuviera lugar en 2004, brillaba por su ausencia. En la narrativa de The Bisexual confluyen personajes de diferentes procedencias, clases sociales, procedencias, razas y condiciones sexuales, constituyendo una comedia dramática única, audaz y muy (pero que muy) auténtica. The Bisexual se presentó ayer en Sevilla, en el marco de la primera edición del festival Temporada Queer, y se estrenó en exclusiva en la web de Filmin.