By
Cecilia Díaz Betz

En la reciente edición del Salone del Mobile de Milán, la firma italiana Bottega Veneta aprovechó para presentar su nueva colección de mobiliario para el hogar. Una refinada serie de piezas creada por el propio director creativo de la firma Tomas Maier, donde el más exquisito buen hacer artesano, junto con el estilo clásico italiano, se dan encuentro con la perfecta funcionalidad y el diseño de vanguardia.

Cada pieza complementa a la otra a través de una perfecta armonía de las formas y del color

No hay como ver las imágenes del interior del Palazzo Gallarati Scotti (un palacio del siglo XVIII situado en el corazón de Milán, donde está expuesta la colección de hogar y donde también se encuentra la boutique de la firma) para dar buena cuenta de la afinidad de la casa Bottega Veneta por la estética atemporal en materia de interiorismo. En esta nueva colección, cada pieza complementa a la otra a través de una perfecta armonía de las formas y del color, y de las líneas depuradas de los elementos. Destaca el uso materiales tan nobles y lujosos como el mármol, el bronce, la plata, el roble mate o la porcelana, entrelazados con los refinados cueros y antes de los textiles. Bottega Veneta consigue crear una colección impoluta de aires solemnes, con un minucioso y notable trabajo artesano detrás y una clara vocación de lujo vanguardista en contraste con las líneas clásicas.