By
Quim Coll

Nos hemos levantado con la triste noticia del fallecimiento de Joana Biarnés a los 83 años. Fue la primera fotoperiodista mujer del estado español, y sin lugar a dudas la fotoperiodista más importante de la historia de Cataluña. Biarnés era una mujer de fuertes convicciones morales y en Good2b la hemos querido recordar como la vivimos: a través de su fotografía.

Joana Biarnés en la presentación de su libro. © Imma Cortés

Biarnés fue pionera en el fotoperiodismo español, abriendo las puertas a muchas mujeres que siguieron sus pasos

Joana Biarnés nació en Terrassa el 1935. Hija del fotoperiodista deportivo Joan Biarnés, fue una de las primeras mujeres en dedicarse a fotografiar eventos deportivos, trabajando para varios medios de comunicación catalanes. Teniendo a su padre como inicial mentor, Biarnés comenzó a cultivar su propio estilo fotográfico y una moral comprometida con los valores más éticos del periodismo.

Fue en 1965 cuando Biarnés empezó a trabajar en medios de comunicación nacionales, cubriendo el concierto que The Beatles dieron en Madrid ese mismo año. Biarnés, que siempre arriesgaba al máximo para conseguir las mejores fotos, logró colarse en el avión privado que llevaba a los de Liverpool de Madrid a Barcelona, y, por si fuese poco, a su habitación de hotel, dónde los retrató durante 3 horas. A pesar de sus esfuerzos, la revista para la que trabajaba no quería su reportaje, ya que solo estaba autorizada para cubrir el paso del grupo por Madrid, así que tuvo que regalarlo a otro medio para que se publicase.

The Beatles, fotografiados por Biarnés en su suite. © Archivo Joana Biarnés

Y es que la vida de Joana Biarnés en el mundo del periodismo no fue nada fácil ya que se le cerraron muchas puertas por el mero hecho de ser mujer. Aún así, la egarense continuó desarrollando su carrera durante la mayor parte del franquismo y de la Transición, llegando a fotografiar en privado a Salvador Dalí, Audrey HepburnLuís BuñuelTom Jones Clint Eastwood. Por si eso fuese poco, fue fotógrafa activa de artistas tan importantes para el país en esa época como SerratSara MontielMassiel. Pero no solo fotografiaba a artistas; su corpus fotográfico es una perfecta expresión de la España de la posguerra, y la etapa cultural de incertidumbre que procedió a la muerte de Franco.

Fotografía de Biarnés en la que se ve a Roger Moore rodeado de fans mientras rodaba un anuncio. © Archivo Joana Biarnés

La vida periodística de Biarnés llegó a su fin en 1985, cuando decidió dejar la profesión en desacuerdo al estilo amarillista que primaba en la prensa por aquél entonces. Se retiró a Ibiza con su marido, dónde abrió el restaurante Cana Joana, que se llegó a considerar uno de los mejores de las Islas Baleares.

Joana Biarnés llegó a publicar un fotolibro bajo el paraguas de Blume Editorial que aún se puede conseguir, Joana Biarnés. Disparando con el corazón, y en 2015 se publicó un documental sobre su carrera llamado Joana Biarnés: una entre todos.

Joana Biarnés también dejó en su legado imágenes que capturaban la esencia de la posguerra. © Archivo Joana Biarnés

A parte de lo material, su legado nos ha dejado tangible: la fuerza y la ética de una mujer que tuvo que luchar contra una sociedad imperantemente machista no sólo para poder realizar su principal pasión, sino para abrir las puertas a todas aquellas mujeres que cogieron una cámara después de ella. Descansa en paz, Joana.