By
Quim Coll

Ayer nos dejó Daniel Johnston, uno de los cantautores más influyentes de los últimos tiempos. El norteamericano, también dibujante y artista, sufrió un ataque al corazón tras unos meses con problemas de salud. De esa forma, nos deja uno de los artistas más singulares con los que hemos tenido la suerte de coincidir. F: Cortesía de Sony Classic

Muere Daniel Johnston a los 58 años y deja detrás un legado musical y artístico inigualable

La carrera de Johnston empezó en los años 80 con el cantante repartiendo cassettes en la calle. Su música, lo-fi puro con un estilo de escritura único, llamó la atención de artistas de la talla de Kurt Cobain, que convenció a la discográfica Atlantic Records de que firmará a Johnston, aunque éste no buscase el éxito comercial. Hasta ese momento, Johnston publicó toda su música en cassette, incluyendo uno de sus éxitos más destacados: su sexto lanzamiento Hi, How Are You: The Unfinished Album, compuesto en medio de una crisis nerviosa.

Cortesía de Youtube/Daniel Johnston

Y es que, por desgracia, las enfermedades mentales afectaron gran parte de la vida adulta del norteamericano. En los 90 le diagnosticaron bipolaridad y esquizofrenia, y desde ese momento hasta su muerte tuvo que ser ingresado en hospitales psiquiátricos en más de una ocasión. A pesar de eso, Johnston se mantuvo prolífico en su arte, tanto en la música como en el dibujo y la pintura, con actuaciones en directo (memorable la del Primavera Sound en 2013) y distintos discos (el último, Space Ducks, publicado en 2012).

Cortesía de Youtube/NPR Music

El año 2006 pudimos ver más de cerca la vida y las enfermedades mentales del artista con el documental The Devil and Daniel Johnston, uno de los testimonios más realistas y desgarradores de la vida del norteamericano. Con todo, a través de ese documental, así como de entrevistas y vídeos suyos tocando en directo, se puede apreciar cómo Daniel Johnston era una alma pura sin ningún tipo de maldad. Su música y su arte, honestos y brillantes, perdurarán para siempre.