By
Quim Coll

El artista suizo Douglas Mandry caracteriza su trabajo por dotarle de un cierto realismo atmosférico a través de formatos analógicos. Sus fotolibros son el mejor ejemplo de su obra, y ahora, RVB Books publicará EQUIVALENCES, su último trabajo.

‘EQUIVALENCES’ sigue un formato de trabajo basado en la edición analógica y manual de fotografías

Douglas Mandry nació en Zurich, donde sigue trabajando. Se graduó en el Lausanne College of Art and Design, con un Bachelor of Arts en Comunicación Visual y Fotografía. Su obra ha sido nominada a numerosos premios, como por ejemplo el Paul Huf Award, el Swiss Federal Design Award, y su trabajo se ha exhibido internacionalmente.

Mandry basa su trabajo en la fotografía. En una era digital de innovaciones tecnológicas constantes, el artista sigue usando métodos analógicos para retocar sus imagenes a mano, con procesadores fotográficos vintage o recortando y pegando imágenes en formato collage.

© Douglas Mandry

Para ejemplificar el proceso: en el fotolibro podemos encontrar el apartado Unseen Sights, inspirado por postales del Oriente Medio del siglo XX. El artista suizo, a su vez, utilizó pintura acrílica y un aerógrafo para colorar las fotografías en blanco y negro, y después, las re-fotografió.

© Douglas Mandry
De esa forma, Mandry tiene la oportunidad de re-interpretar sus fotografías favoritas. Jugando con capas, colores, y diferentes tipos de impresión, el artista crea sus propias representaciones a través de un proceso analógico y mecánico. Los originales se mezclan con las transformaciones, creando secuencias no lineales, abstractas y casi surrealistas. De hecho, el fotolibro se titula EQUIVALENCES como homenaje a Equivalents, los famosos trabajos del fotógrafo Alfred Stieglitz, creador de lo que se considera la primera colección abstracta de fotografía.
© Douglas Mandry
EQUIVALENCES se publicó en octubre a través de RVB Books, con diseño de Nicolas Polli. Aún podéis encontrar el fotolibro a la venta, a un precio de 39€. Una oportunidad perfecta para introducirse en el mágico y atmosférico mundo de Douglas Mandry.
© Douglas Mandry