By
Cecilia Díaz Betz

El fotógrafo británico Martin Parr lleva desde los años ’70 plasmando el mundo en el que vivimos a través una extraordinaria y sarcástica mirada. Fenómenos como el turismo masivo, algunos ejemplos de la sociedad de consumo que tenemos totalmente interiorizados y normalizados, o escenas ‘normales’ de la vida cotidiana, reaparecen ridiculizadas, denunciadas y exaltadas bajo la batuta kitsch de Parr, a modo de collejas de realidad, pero sin perder el necesario sentido del humor.

La comida tiene un papel muy relevante en la idosincrasia artística de Martin Parr

De entre todas las temáticas que desde entonces lleva abordando Martin Parr, la comida tiene un papel muy relevante en su idiosincrasia artística. De esta manera, nos encontramos dentro de su obra con un decálogo que muestra la fascinación de Parr por la comida como una manera de explorar la identidad de una nación. Imágenes de comidas cotidianas y aperitivos en restaurantes de fast food, cucharas grasientas, puestos callejeros o barbacoas, que ahora se reúnen en un preciado ejemplar editado por Phaidon, que los fervientes seguidores de Martin Parr no podrán obviar: Real Food. El libro incluye más de 200 imágenes realizadas a lo largo de 25 años, desde su célebre crónica de los hábitos alimentarios británicos en los años ’90 hasta una selección de obras nuevas pertenecientes a sus viajes internacionales que le han llevado desde Australia, Japón, España (capítulo especial en Benidorm), hasta México, Reino Unido o EE. UU.

MP Real Food 3d

Lo más curioso de Real Food es que aparece justo en un momento donde la exaltación culinaria es el epicentro a lo largo y ancho del mundo. Martin Parr precisamente ofrece una visión antagónica a todo este fenómeno refinado, estilizado e instagramizado, presentando la comida con primerísimos primeros planos, brillos y colores saturados, que la afean conscientemente para hablar de su contenido social.