By
Cecilia Díaz Betz

Seguro que has pensado en más de una ocasión lo genial qué sería poder escuchar tus vinilos por la calle, paseando, andando en bici, yendo en el tren o incluso corriendo. Ese pensamiento que otrora parecía una utopía, se ha convertido en realidad. Como si de un clásico discman se tratara, desde Rocket & Wink han lanzado Rawman 3000, un tocadiscos portátil. No es coña, sigue leyendo.

Si reivindicas la escucha selecta en formato analógico, Rawman 3000 está hecho para ti

El Rawman 3000 está disponible en los tres tamaños estándar de vinilos: el clásico de 45 RMP o single, con una canción en cada cara, que mide 7 pulgadas de diámetro; el de 33 RPM para los larga duración, que miden 12 pulgadas; y el menos común de 10 pulgadas. Si eres de ese -cada vez más amplio- sector que reivindica la escucha selecta en formato analógico sin compresiones de ningún tipo, frente al inabarcable mundo de la música virtual en formato digital comprimido donde se pierden matices sonoros, Rawman 3000 es tu complemento definitivo.rocket-and-wink-rawman-3000-portable-vinyl-player-designboom-11-818x731-818x731

Su apariencia ochentera lo convierte casi diríamos en un objeto de culto. No obstante, que sus características pop-coloridas no te hagan dudar de su calidad de reproducción. Este aparato es la leche. Reproduce con una calidad equiparable a la de un tocadiscos de última generación. Eso sí, con la buena nueva de que es tan compacto que los usuarios pueden llevarlo con ellos a donde vayan. Además incluye accesorios como: auriculares estéreo, puerto USB, tarjeta inteligente, antena para conectividad Bluetooth y correa muy guapa. Corre a por el tuyo haciendo click aquí.

rocket-and-wink-rawman-3000-portable-vinyl-player-designboom-05-818x524-818x524