By
Nuria Candela López

Hace ya algún tiempo, os revelábamos por aquí uno de nuestros más preciados secretos: nuestro paradero al caer el sol, un bosque de la noche donde abandonarse al alcohol, la música y la charla; el Pony Café. Bien, pues desde hace un año escaso, el Pony ha conseguido el sueño de muchos, bilocarse. Así, vecinos y clientes de diferentes barrios pueden disfrutarlo a la vez. De St. Pere a Sant Antoni, un bar sin aliños ni etiquetas, un BAR-así, mayúsculo- un ritual pagano al que inevitablemente se vuelve, a celebrar la vida, a paliar insomnios o súbitas desesperaciones.

Un ritual pagano al que inevitablemente se vuelve, a celebrar la vida, a paliar insomnios o súbitas desesperaciones

Decimos lo de BAR, porque en los tiempos que corren resulta muy difícil hallar un local cuya simple significación superficial sea precisamente esa; la de ser un espacio en el que se despachan bebidas tras un mostrador. Pero poseedor además de significación sentimental; punto de encuentro y sanatorio de lo cotidiano en el que, sin embargo no dejan de ocurrir cosas. Fruto del empeño de Jota, su dueño y señor al que ya os presentamos en su momento, el Pony Beta- el Alfa es el originario de St. Pere-  ofrece una propuesta más diurna y cultural, actuando como dinamizador del barrio con eventos y conciertos que tal vez nadie hubiese pensado programar antes. Una zine store preside el espacio de arriba, en la que hojear la selección de photo zines que luego comprar y llevarte a casa.

Porque no solo de líquido se vive, también tiene una carta con sólidos de siempre para seducir todo tipo de paladares. Sandwiches como el de pollo, mahonesa de jalapeños, olivas negras y rúcula o el de mozzarella fresca de búfala con pesto, rúcula y tomate. Tapas como la brandada de bacalao, las papas arrugadas con dos mojos, rillettes de pato o los clásicos que nunca fallan, quesos y embutidos artesanos.

Dato importante, tanto en el Pony Alfa como en el Beta, de 19:00 a 22:00 horas cada día, la cañita de Estrella Galicia (la mejor tirada de la ciudad) a 1 euro cada día.

Porque como decía la Duras- que de bares y líquido, sabía un rato-  el alcohol es estéril y rápido, enseguida pasa a la sangre y luego uno duerme.  Y es precisamente ese campo desértico de la memoria el que nos hace volver a él una y otra vez.

 

Consulta su Facebook y su Instagram para enterarte de todas sus hazañas.

 

Detalles




  • Dirección: Carrer de Entença, 35, Barcelona
  • Horario: L: cerrado/ M-J: de 17:00 a 00:00h/ V-S: de 12:00 a 01:00h/ D: de 12:00 a 17:00h
  • Teléfono: (+34) 605 49 06 98
  • Tipo: Bar-cafetería
  • Web: https://www.facebook.com/pg/ponysantantoni/