By
Cecilia Díaz Betz

Con el boom digital, hubo un tiempo en que las Polaroid parecían estar destinadas a quedar en el olvido y desaparecer. Por suerte, la proclama de que «todo tiempo pasado fue mucho mejor» no sólo salvó estas cámaras instantáneas de una muerte lenta y dolorosa, sino que además las convirtió en objeto de culto, y en eso los hipsters y su amor por lo retro tuvieron mucho que ver.

Si para ti las fotos no tienen sentido si no están en papel, Zip es una muy buena solución híbrida que combina lo mejor del mundo digital y del analógico

No obstante, el mundo avanza rápido y veloz, sobre todo en lo que a nuevas tecnologías se refiere. En este sentido, Polaroid ha decidido no desistir en la carrera, innovando en sus propuestas y adaptándolas a los tiempos que corren. Su último lanzamiento, Polaroid Zip, encierra toda su esencia, pero revitalizada. Se trata de una mini impresora instantánea del tamaño de un smartphone, que de forma inalámbrica imprime tus fotos en menos de un minuto. Además, te permite editar la foto en cuestión, añadir texto o emoticonos antes de imprimir. Polaroid Zip usa papel de zinc que contiene cristales de tinta que se activan solos en la impresión, sin necesidad de cargar tinta, ni de tener tóner. Si para ti las fotos no tienen sentido si no están en papel, Polaroid Zip es una muy buena solución híbrida que combina lo mejor del mundo digital y del analógico. Puedes hacer tu pre-order haciendo click aquí, los precios varían en función de las copias en papel que incluya.

 

polaroid_zip_03