By
Cecilia Díaz Betz

Amatistas, cuarzos, cristales, piritas y topacios, son algunos de los bellos especímenes del mundo geológico que encontraremos en la obra de la artista canadiense Carly Waito. Estas piedras preciosas, semi-preciosas y minerales, se presentan como protagonistas absolutas -ahora viene lo bueno-, de una larga serie de pinturas al óleo que Waito comenzó por allá por el 2009 y que, a día de hoy, continúa investigando. Al mirar estas obras, uno no puede evitar pestañear repetidamente, ya que parece mentira que no se traten de fotografías del realismo brutal y la magia que desprenden.

En sus óleos, Carly Waito juega magistralmente con la geometría, la ilusión de las proporciones y los tamaños. Su uso y representación de la luz resulta increíble, pero adentrarse en su modus operandi lo supera. Todo empieza con la fascinación y las ansias coleccionistas hacia minerales, piedras y cristales. A partir de ahí, con la ayuda de un microscopio, su herramienta básica, analiza todas las características de su futuro ‘modelo’: colores, formas, incidencia de la luz, reflejos, ángulos, etc, para, minuciosamente, a través de pintura al óleo, pasarlo al lienzo.

Si, como yo, te has quedado prendado de su obra, ahora puedes adquirir algunos print a través de Magic Pony.