By
Cecilia Díaz Betz

Si términos como diversión, extroversión, fiesta, desmadre o alegría, se pudiesen materializar en algo tangible, o mejor, comestible, PiCK UP! sería el ganador sin lugar a dudas. Este atrevido snack cumple todos los requisitos para desbancar a sus competidores en materia de espontaneidad y atrevimiento. Y eso lo convierte en el tentempié perfecto para la gente de hoy de en día que busca pasárselo bien y no tener complicaciones.

El pollo fiestero de PiCK UP! ha llegado a nuestras vidas para llevarnos directos al disfrute

Sin embargo, hechas las presentaciones, podemos ir un paso más allá. Si tuviésemos que asignarle una nueva apariencia a un PiCK UP! -sea real o ficticia- ¿no veis claramente un pollo fiestero, justiciero y en definitiva, loco, como ideal para representar los valores de este crujiente, delicioso, y escandalosamente bueno snack de galleta y chocolate? Dejad de fantasear, esta genial locura es una realidad. El pollo fiestero de PiCK UP! ha llegado a nuestras vidas para darles un cambio radical, un giro de 180 grados que nos lleve directos al disfrute y consiga que nos olvidemos de todas nuestras preocupaciones. Este «ser», que siempre está ahí para ayudar a todos los que buscan divertirse, consigue sus cometidos montando pollos allí a donde va.

Para muestra, el vídeo que podéis ver a continuación, donde se nos relata las hazañas del pollo fiestero a ritmo todo un hit de reggaeton de lo más pegadizo y adictivo, tanto como los PiCK UP!

Más info sobre PiCK UP! haciendo click aquí.

quien-es-pollo-de-pick-up