By
Cecilia Díaz Betz
unspecified-7
unspecified-13
unspecified-10
unspecified-11
unspecified-9
unspecified-8
unspecified-12
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera
Foto Ugo Camera

La nueva colección FW17 de Pepa Salazar gira en torno a conceptos como el aprovechamiento y la reutilización de los recursos, procesos por los que lo viejo vuelve a ser nuevo, y los desechos pasan a ser auténticos objetos de deseo. El tiempo y su efecto sobre las colecciones siempre ha sido un tema clave para la diseñadora, que marca sus piezas de lujoso pelaje con la inscripción FW17 señal inequívoca de su fugacidad. Dicha colección acaba de ser presentada en el OFF de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

El tiempo y su efecto sobre las colecciones siempre ha sido un tema clave para la diseñadora, que marca sus piezas de lujoso pelaje con la inscripción FW17 señal inequívoca de su fugacidad

Las siluetas son amplias en abrigos, gabardinas, pantalones y camisas, que se ajustan mediante lazadas o tules que recubren el cuerpo, entallando las prendas más voluminosas. Los vestidos se retuercen y anudan sobre el cuerpo. Estratégicos cortes en las capas de tejido dejan espalda y piernas a la vista. La parte más femenina de la colección está formada por corsés de piel, que resaltan la silueta mediante lazadas. Los cordones se repiten en el calzado, compuesto por botas de montaña que se alargan por encima de la rodilla y en las que se combina piel charol y cordones clásicos del calzado más sport. Se incorporan accesorios como esclavas de plata y cadenas doradas que funcionan como bandoleras. En cuanto a los materiales trabajados en la colección, observamos diversos tipos de piel, como napas, potro, pelo rasado y varios pelajes diferentes. Se trata de materiales muy ricos que se trabajan de forma ruda. Observamos en el pelo relieves hechos mediante láser. El resto de materiales de la colección se completan con lúrex brillante, terciopelo, algodones, lanas y diversos puntos, como el canalé. Dentro de una misma pieza se combinan pelajes diferentes con texturas distintas y similares tonalidades. La paleta de color de la colección oscila entre el negro, los tonos marrones chocolate, verdes militares, azul intenso, camel y tierras. En contraposición encontramos pinceladas de rojo, amarillo, verde bosque y pieles manchadas.

Más información sobre Pepa Salazar haciendo click aquí.