By
Quim Coll

Pena Jewels nació en 2011 en Lisboa, buscando convertirse en una firma de joyería artesanal con alma propia y capaz de mantener un estilo de vida libre. Ahora, presenta su última colección: Luna en Venus. F: Todas las imágenes a través del objetivo de Esperanza Moya, cortesía de Pena Jewels

Luna en Venus se inspira en Ibiza, nueva sede de Pena Jewels que, poco a poco, se ha ido infiltrando en el ADN de la marca

La colección Luna en Venus bebe directamente del poder del nácar, el significado de las caracolas y la energía de la magia blanca. Las joyas artesanales de la colección potencian las energías de quiénes las llevan, conectándoles con la magia del mundo y del universo.

Piezas de plata chapadas en oro con detalles en nácar y conchas que te conectarán con tu lado más femenino, dulce y armónico. Las piezas, con las piedras talladas a mano, se embellecen al instante con conchas y detalles nacarados, así como con la plata chapada en oro que las recubre.

Para la fotografía de esta nueva colección, Pena Jewels ha colaborado con Esperanza Moya. La fotógrafa jienense ha trabajado para clientes como Vogue, Lacoste, Glamour, IKKS o Mango, entre otros. Sus fotografías tratan la luz de forma exquisita, creando una paleta de tonos cálidos influenciada por ambientes naturales. Además, gracias a su pasión por el cine, cada fotografía es como una diapositiva dispuesta a contar una historia.

Pena Jewels es un proyecto de la publicista Miriam Álvarez. Hasta 2018, su estudio ha estado asentado en Madrid, pero ahora la marca se divide entre la capital española e Ibiza, donde tiene su estudio de diseño. La colección Luna en Venus es un reflejo de la parte más mágica de la isla blanca, que se está convirtiendo en parte del ADN de la marca.