By
Olivia García-Patto

Las marcas que hacen cosas más chulas son las que nacen de personas como tú y como yo, que tienen una necesidad real y hacen algo por cubrirla. Este es el caso de Brixton, la colaboración de tres amigos que quisieron plasmar un estilo de vida, inspirado en la música y en la cultura, en prendas de ropa funcionales, adecuadas para vivirlo.

Un pantalón Brixton es para toda la vida: fuerte, con un corte libre de tendencias y con mucha atención en el detalle.

La esencia de Brixton es un estilo atemporal y muy limpio, que provee básicos elegantes y clásicos con la promesa de que mantienen su forma y aspecto durante toda la vida. Se trata de prendas fuertes que resisten la rudeza del uso que se les da pero tienen una apariencia moderna y elegante.

La nueva colección para este otoño, trae varias versiones de chinos que ilustran perfectamente el compromiso entre moda, calidad y funcionalidad de la marca. Cada modelo es rígido en consistencia, a la vez que cómodo y totalmente flexible para optimizar, en vez de obstaculizar, el performance de quien los lleva.

Estas siluetas tienen una esencia workwear muy definida que hace a cada pantalón todavía más versátil, mientras se mantienen leales al ADN de Brixton: durabilidad, estilo y atemporalidad.

Como ya es habitual, Brixton presenta estas novedades a través de sus embajadores, fieles encarnaciones de la personalidad de la marca. Todas las novedades y piezas de la colección están disponibles en su tienda online.